Luces rojas en la segunda planta


La figura de la imagen es muy bonita y durante gran parte del día el RESPETO fue una constante para rebajar el estado de alerta por exceso de violencia que representaban las luces rojas. Sin embargo, todo quedó muy deslucido con lo que pasó al final en las barandillas. Y no solamente porque no fuisteis capaces de guardar silencio cuando el director habló.

El respeto es algo que nunca se puede perder. Es respeto mantener silencio. Y se falta al respeto si los que están en la planta de arriba se dedican a tirar cosas o escupir (buscad en el diccionario la palabra 'deleznable' para que sepáis una palabra que define ese despreciable acto). Es más grave aún cuando en la planta baja quienes están son los peques de Infantil, y no solo porque no se merecen ese mal trato, sino porque estamos en un centro educativo y se supone que el alumnado mayor que ellos formáis parte de lo que van a aprender.

Fue una pena que en el último momento se torciera un día que iba muy bien encaminado para denunciar todo tipo de violencia, esa violencia que el doctor Analfabeto representa, o que las luces rojas representan. Esa violencia que perdiendo el respeto vuelve a aparecer. Nuestro lema es "cambiamos el mundo", pero por desgracia esta vez no hemos podido cambiar nada, ni mostrar al mundo cómo hacer las cosas mejor.

Estamos muy tristes, pero tampoco queremos que la actitud de una minoría nos amargue la jornada de reflexión, así que en todas las clases reflexionaremos sobre lo sucedido. Y nos gustaría que también en los comentarios de esta entrada opinarais qué os pareció lo de ayer.

Comentarios

  1. Lo que hicieron en la clase de 1º B (la batalla de Troya) fue lamentable. Un pintalabios casi le dio a una niña.Es una falta de respeto grandísima hacia el centro y hacia los niños pequeños, que no han hecho nada y no se merecen algo así.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

UN VIAJE INEVITABLE (escrito por Tania Milena Cruz, 3ºA)

Primeras impresiones del campo de refugiados y del #locofestival